Tres mentiras del cáncer

Uno sabe que se va a morir algún día pero no sabe muy bien cuándo. Si nos preguntan cuándo creemos que vamos a morir, la respuesta lógica sería que no lo sabemos. Sin embargo, por eso de la esperanza de vida en España o qué se yo, uno espera que su vida vaya a seguir el ciclo de vida humano. Ese que consiste en nacer, trabajar, casarse, tener hijos (si no te casas ni tienes hijos eres un ser humano incompleto) y por último jubilarse y morirse.

Tiger-leaping-gorge-Yunnan

Supongo que yo pensaba que mi padre se moriría, no sé, a los 80 o 90 años por lo menos, pero lo cierto es que no pudo jubilarse antes de morir.

Seguir leyendo “Tres mentiras del cáncer”

La parte buena de perder a alguien

Perder a alguien tiene sobre todo partes malas, no nos engañemos. Para no traicionar al título, esas las dejaré para otro día.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Playa de Tonel en Sagres, Portugal

Para bien o para mal, cuando alguien cercano a ti muere antes de lo que esperabas, eres más consciente de que tú también puedes morir cualquier día.  Por eso, la muerte de mi padre me llevó a hacerme una serie de preguntas que voy a resumir en una y que te invito a hacerte a ti también:

Si fuese a morir mañana ¿estaría satisfecho con la vida que he tenido?

Seguir leyendo “La parte buena de perder a alguien”