Cómo puede ayudarnos escribir un blog

Desde que empecé a escribir este blog, algunas personas me han dicho que les resulta inspirador o se sienten identificados con muchas situaciones. Son comentarios que me ayudan a seguir escribiendo porque el fin de un blog creo que debería ser sobre todo el de compartir.

Hace tiempo pensé en escribir un blog porque me ayudaría a posicionarme como experta o a obtener visibilidad al buscar trabajo. Lo cierto es que ninguno de esos motivos fueron lo suficientemente fuertes como para comenzar a escribir.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Lo que me llevó un día a escribir fueron las ganas de compartir reflexiones un poco más personales o de aspectos profesionales que me interesan personalmente.

Lo primero en lo que me está ayudando escribir es a ordenar mis ideas. Si estoy escribiendo algo y me cuesta ordenarlo, es que esa idea no la tengo muy clara. Sin embargo, esto es algo que puedes obtener con un diario privado.

Para ir al grano, encuentro que el blog me está ayudando (a mí) en estos aspectos:

  • Abrirme y mostrarme cómo soy. Siempre me ha costado un poco compartir algunas cosas personales porque guardarlas es para mí una forma de protegerme. Al escribir compartes ideas pero también compartes cómo eres y eso es algo que me daba mucho miedo al principio.
  • Ganar seguridad y posicionarme ante algunos aspectos. Igual que me cuesta compartir, siempre me ha costado un poco expresar ideas con firmeza y por eso a veces se me escapan frases que comienzan con “creo que” en lugar de “esto es así”. Incluso aunque esté diluviando, es posible que diga “creo que está lloviendo un poco” y no sea consciente. Al escribir soy más consciente de esto.
  • Ser menos exigente conmigo misma y por tanto aceptarme más. Comprender que no existe la perfección y que las cosas que hacemos no siempre gustan a todos. Esto nunca hubiese dicho que pudiera ser una ventaja pero lo cierto es que es casi la principal para mí. Al escribir las primeras entradas, las revisaba 20 o 30 veces (no exagero) porque nunca me parecían adecuadas y siempre tenía algo que cambiar. Un día me dije que a ese ritmo iba a memorizar cada entrada antes de publicarla y que tenía que atreverme a dar el paso de compartir, aun sabiendo que no iba a ser perfecto y que a muchas personas no les gustaría o lo ignorarían.

Como ves, las ventajas no sé si son pocas pero desde luego son importantes y al final me he dado cuenta de que posiblemente me ayuda más a mí misma que a otras personas (qué egoísmo atroz). No obstante, saber que puede inspirar a alguien es algo que me anima a seguir publicándolo porque si no, tras haber comprendido cómo me ayuda, podría seguir escribiendo en privado y creo que para mí tendría el mismo efecto.

Si alguna vez has escrito un blog ¿cómo te ha ayudado a ti?

Laura.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s