No necesitas perseguir tus sueños

Hace poco decía que no creo demasiado en los mensajes del tipo “persigue tus sueños y lo lograrás”.

Todos necesitamos o tenemos algo que nos mueve cada día. Ese algo puede ser un gran o un pequeño sueño, puede ser tu familia o puede que ames tu trabajo.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Compro Oro

Yo misma me he sentido inspirada por personas que comparten cómo han cumplido sus sueños o por grandes comunicadores que consiguen contagiarte su ilusión por las cosas. (Y al final de la entrada te digo cómo)

Lo que digo que nos está haciendo daño es que, algunos de estos mensajes acaban por todas partes y los vemos tantas veces que hemos dejado de pensar qué significan realmente. Disney nos hizo mucho daño a las que ahora esperamos un príncipe azul pero Mr. Wonderful nos está haciendo aún más daño:

Compras una taza con el mensaje “persigue tus sueños” y la pones en tu mesa y ahí se queda mientras te recuerdas cada día que tu trabajo es una m*****. Y la miras y piensas “no estoy persiguiendo mis sueños”o “aunque hago todo lo posible por perseguir mis sueños no siento que esté acercándome a ellos” o, peor aún “no tengo sueños”.

Lejos de inspirarte, un día descubres que la taza se ha convertido en tu dosis diaria de culpabilidad por no perseguir tus sueños, por no cumplirlos o por no tenerlos.

Podemos tener sueños de todo tipo: viajar a la luna, ser futbolista, un mundo sin guerras o tener una piscina de monedas de oro como la del Tío Gilito. Está bien tener una respuesta o varias cuando a uno le preguntan ¿cuál es tu sueño? Pero no creo que sea necesario tatuárselo en la frente.

De verdad, no pasa nada si no tienes un gran sueño o si no estás trabajando para cumplirlo.

Hay sueños que dependen del esfuerzo de uno mismo y entonces quizás, con el tiempo y las ganas y los medios para perseguirlos un día se conviertan en alcanzables. Hay otros sueños que uno sabe que no va a cumplir y quizás sea precisamente eso lo bonito de esos sueños.

Uno quiere cumplir sus sueños porque se imagina que será la persona más feliz del mundo pero una vez cumplidos necesitará tener la capacidad de volver a ilusionarse con algo. Igual para algunas personas sea mejor tener pequeñas ilusiones diarias que un gran sueño de vida.

Si quieres una buena dosis de inspiración y sueños de personas reales, te animo a que veas algún vídeo de TED si nunca has visto uno. Mejor aún, si estás en Madrid el sábado 27 de mayo, te animo a que, en lugar de comprar una taza y dos cuadernos, inviertas 50 euros en una entrada para TEDxCibeles.

De nada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s