La decisión de dejar el trabajo

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Cuando la idea de dejar mi trabajo estaba bastante fraguada y le comentaba a varias personas de confianza que estaba casi decidida, la conversación era algo así:

Yo: Después de pensarlo bastante, estoy casi segura de que voy a dejar mi trabajo y tomar un periodo sabático

Ellos: Pero, ¿te lo has pensado bien?

Nótese que, bajo el tono de inseguridad, en mi frase había claros indicios de que me lo había pensado. Aun así no falta quien piensa que esto ha sido una especie de arrebato.

Quienes me conocen saben que no soy una persona precisamente impulsiva.

Cuando hago la compra leo el etiquetado nutricional y a veces también me fijo en el precio por kilo ese que ponen pequeñito en algunos supermercado para evitar ser manipulada con formatos repensados por expertos mercadotécnicos. Cuando voy a comprar un vuelo y me decido ha expirado mi sesión y ha subido el precio. A veces, cuando veo la app de la EMT y tengo tres opciones de buses y me decido, resulta que el bus que me venía bien acaba de pasar.

Me pienso las cosas, sí.

Uno no decide dejar de un día para otro un trabajo que le agrada, con compañeros maravillosos y un sueldo estable. Un día hablé con uno de mis jefes y le dije que estaba pensando dejarlo y me ofreció alternativas (creo que es lo que un buen jefe que valora a sus empleados debe hacer).  Tenía previsto un viaje a Bali con una amiga del trabajo así que intenté convencerme a mí misma de que alguna de esas opciones podía ser buena.

Cuando estás en el paraíso de la espiritualidad y el buen karma y, aun así, no puedes pensar más que en el email que no estás leyendo,  es que algo va mal.

En algún momento me di cuenta de que llevaba varios meses pensándolo. Quizás ese fue el problema, que llevaba mucho tiempo pensándolo. Como diría Roci que, como yo, ha vivido en Francia, me di cuenta de que estaba a punto de “petar un cable”.

Estar a punto de petar un cable no está nada bien y ni el surf ni los templos ni el nasi goreng iban a resolverlo. Necesitaba algo más que unas vacaciones.

En la próxima entrada explicaré qué aspectos consideré para tomar una decisión final.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s